Qué es la Hiponatremia y cómo prevenirla.
noviembre 8, 2018
Cómo  INICIAR sus ejercicios hidratado y por qué  es  tan importante.
noviembre 8, 2018

Lecciones de una experiencia cercana a la muerte con una botella de salsa de soya.

La semana pasada, leí una publicación muy interesante titulada “Sobredosis de salsa de soya envía a un hombre directo al coma”, lo que me recordó escribir un artículo sobre algo que nos preguntan mucho, así como también nos preguntan si es posible que los atletas tengan una sobredosis peligrosa de sodio con bebidas de electrolitos.

Esta pregunta se nos plantea a menudo cuando los atletas descubren que nuestras bebidas más fuertes (Precision Hydration 1000 y Precision Hydration 1500)  contienen aproximadamente 2 y 3 veces más sodio que una bebida energética regular, lo que la convierte en una de las bebidas de reemplazo de electrolitos más fuertes del mercado.

Y por supuesto, la respuesta es “sí, es teóricamente posible tener una sobredosis con sodio (como ocurre con casi todos los nutrientes), y en efecto, el desafortunado tipo de la historia de la soya lo demostró.

Sin embargo, tampoco debemos exagerar con la idea de que es peligroso o perjudicial para la salud el hecho de tomar una bebida energética, porque realmente es muy poco probable que algo así suceda. Todo se trata de tener un poco de sentido común, tomarse el tiempo para entender a tu cuerpo y descubrir qué es lo que necesita.

¿Qué pasó exactamente con “el hombre de la soya”?

El hombre en cuestión supuestamente bebió aproximadamente 1.14 litros (un cuarto de galón) del condimento, en un espacio muy corto de tiempo “como un desafío”. No puedo evitar imaginar a un grupo de tipos parados a su alrededor cantando “hasta el fondo, hasta el fondo”.

El hombre consumió alrededor de 165 gramos de sal en el proceso, eso es 28 veces más del consumo diario recomendado aquí en Reino Unido.

Como la sal a la que se hace referencia en este cálculo es la sal de mesa (NaCI), el podría haber tomado alrededor de 66 gramos de sodio (la sal es aproximadamente un 40% de cloruro de sodio al 60%) ¡en un poco más de 1 litro de líquido!

Para poner esta LOCURA en contexto; en la misma cantidad de agua salada, él “sólo” habría consumido 14g de sodio (de 35g de NaCI), y para lograr la misma solución de concentración con nuestros productos, tuvo que haber agregado 88 tabletas (o sobres) de nuestra mezcla de 1500mg/l de resistencia a un poco más de 1 litro de agua. Realmente fue una dosis ridícula para consumir de una vez, y como era de esperarse, casi lo mata…

La entrada masiva de sodio en su torrente sanguíneo causó el rápido inicio de una afección denominada hipernatremia aguda. El término significa literalmente “altos niveles de sodio en la sangre” y se dice que ocurre cuando la concentración de sodio aumenta rápidamentea a más de 145mmol/l. Es el polo opuesto de la hiponatremia, un tema mucho más común y ampliamente hablado en ciencias del deporte y sobre el que he escrito anteriormente.

El episodio de hipernatremia de este hombre fue tan dramático que lo llevó a tener convulsiones y espasmos, y finalmente, al coma. De hecho, tuvo mucha suerte de recibir tratamiento rápido y eficaz en un hospital cercano. Rápidamente limpiaron su sistema con líquidos cargados de glucosa, y como resultado, sobrevivió a lo que de otra manera habría sido una sobredosis de sal fatal. Al final, salió del hospital unos días después con pocos efectos negativos persistentes.

La hipernatremia aguda afecta la forma en que el líquido se desplaza entre los diferentes compartimientos de su cuerpo. Mantener los niveles de sodio en la sangre entre aproximadamente 135 y 145 mmol/l es una prioridad homeostática importante para el cuerpo, por lo que cuando se descarga una cantidad de sal en el torrente sanguíneo de una sola vez, el fluido es desviado de otras áreas hacia el plasma para tratar de diluirlo hacia abajo. Esto puede, literalmente, aspirar agua desde el interior de las células (incluidas las células cerebrales, los nervios y otras estructuras delicadas), causando daños irreversibles.

Este daño conduce a un mal funcionamiento de las células, que a su vez se manifiesta como confusión, convulsiones, espasmos musculares, coma e incluso la muerte si es lo suficientemente grave y generalizada. Es un escenario realmente desagradable.

¿Puede darte hipernatremia consumiendo una bebida energética fuerte?

La respuesta es no.

La hipernatremia grave, debida a la ingestión aguda de sodio, sólo puede ocurrir normalmente en el cuerpo cuando la sal se consume en grandes cantidades sin agua o cuando se toma en soluciones que son significativamente más saladas que la sangre.

Las ocurrencias documentadas de este suceso son extremadamente raras en adultos; nuestro amigo de la salsa de soya es un ejemplo y este caso de un marinero naufragado es otro. Y esto se debe a que las personas no tienden a ingerir grandes cantidades de sal o líquidos super salados, ya que es bastante desagradable y va en contra de todos nuestros instintos naturales.

Hay rumores en internet de que la ingesta de sal era utilizada como una forma de suicidio en la antigua China; sin embargo, una búsqueda rápida de Google no da lugar a muchos datos que respalden esta teoría, por muy plausible que parezca.

De todos modos, como puedes ver en la tabla a continuación, incluso las bebidas energéticas más ricas en sodio (incuyendo nuestras mezclas de bebidas más fuertes de 1500 mg/l) contienen sólo una fracción de la cantidad de sodio que la salsa de soya o el agua salada.  Y aquí el punto crucial es que contienen sodio en una concentración mucho menor que la de la sangre, por lo que, cuando los bebes, aportan más agua a tu cuerpo que el sodio (en terminos relativos).


Dicho esto, sólo porque no te causen hipernatremia grave y aguda (hasta acabar con tu vida), no significa que las bebidas fuertes de electrolitos como nuestro 1500s
se consuman de forma imprudente día a día. La razón por la que tenemos productos tan fuertes en nuestra gama es porque existen casos de uso muy específicos para ellos:En última instancia, esto significa que las bebidas energéticas no pueden causar hipernatremia aguda por sí solas, ya que si bien se introduce más sodio en el torrente sanguíneo, también entra el agua suficiente para garantizar que la concentración no afecte demasiado… De hecho, (de acuerdo con este excelente
resumen de todo el tema) no ha habido muertes documentadas por hipernatremia asociada al ejercicio hasta la fecha.

  1. Para “pre-calentar” el cuerpo poco antes de un ejercicio prolongado o muy intenso, cuando las pérdidas de sudor van a ser muy altas y/o cuando la capacidad de beber líquido durante la actividad es limitada. Puedes conseguir más información sobre esto en el artículo que escribimos sobre Cómo comenzar los eventos hidratado.
  1. Para beber durante el ejercicio, específicamente para atletas que se sabe, tienen una gran pérdida de sudor y sodio; estas bebidas los ayudará a mantener el rendimiento durante entrenamientos prolongados y carreras.
  1. Para promover una hidratación más rápida post-ejercicio de lo que es posible únicamente con agua, en los momentos en los que ya se ha producido la deshidratación y es deseable una recuperación rápida. Una vez más, hemos escrito específicamente sobre la hidratación para la recuperación con anterioridad.

En otras palabras, estas bebidas están diseñadas para ser utilizadas antes, durante y después de los momentos en el que tus niveles de líquido y sodio sean estimulados de manera significativa (es decir, principalmente en ejercicios vigorosos, prolongados y sudorosos) y no mientras estés sentado en el sofá viendo un programa de TV o jugando video juegos.

Cuando son utilizadas al ser realmente necesitadas, las bebidas con electrolitos extra fuertes pueden funcionar espectacularmente bien para los atletas que tienen una pérdida de sodio y sudor más alta que el promedio, porque reemplazan mucho más sodio que las bebidas isotónicas tradicionales (la mayoría de las bebidas energéticas normales sólo contienen 400-500mg por litro, pero el rango de pérdida de sodio en el sudor que observamos en las personas en las que se realiza la prueba de sudor oscila entre los 200mg/l y los 2000mg/l).

A menudo esto significa que aquellos con las pérdidas más altas de sodio, un historial de fatiga prematura, presión arterial baja y calambres, o aquellos que “desaparecen” en eventos deportivos más largos o calurosos, consideran que nuestros 1500s son algo así como un cambio de juego cuando se usan en ese contexto.

Pero ¿qué pasaría si tomara demasiada bebida energética cuando no estoy sudando o perdiendo mucho sodio?

Bueno, la buena noticias es que tu cuerpo tiene algunos trucos bajo la manga para mantener la homeostasis frente a una gama amplia de entradas y salidas de sodio y líquido, para así mantener el equilibrio en tu organismo (incluso si se consume todo un litro de salsa de soya).

A corto plazo, si ingieres un poco de líquido y sodio extra, una de las primeras cosas que tus riñones hará será excretar la mayor parte del exceso de orina. Los riñones son muy sensibles a la cantidad total de sal y líquido en el cuerpo y pueden aumentar y disminuir la cantidad de líquido que se extrae y la concentración de sodio en esa orina de forma espectacular. Así es cómo principalmente se mantienen equilibradas las cosas ante un poco de exceso en la ingesta.

Si exageras significativamente el consumo de sodio durante un periodo prolongado de tiempo, existe la posibilidad de que, además de extraer el exceso de líquido y sodio, tu cuerpo podría forzar el hecho de retener un poco de líquido celular adicional (ECF, por sus siglas en inglés, “Extra Cellular Fluid”) para así mantener todo equilibrado en términos de su contenido total de sodio.

Para los atletas, el volumen expandido de ECF es un arma de doble filo; por un lado, si se produce en la sangre antes del ejercicio, puede ser bueno ya que proporciona al cuerpo un depósito extra de líquido y sodio para “perder” a través de la sudoración, antes de que se inicie un nivel de rendimiento que obstaculice la hidratación. Después de todo, esto es lo que buscamos cuando pre-calentamos con sodio y líquido extra, como se ha descrito en unos pocos artículos como este.

Por el otro lado, si esta retención de líquido se vuelve más crónica y penetra fuera del sistema vascular hacia el ECF alrededor de los tejidos del cuerpo, puede causar hinchazón, aumento de peso y una leve hinchazón o edema en algunas partes de su cuerpo (que a menudo aparecen en los tobillos y los dedos) ¡y eso no es bueno!

Esto puede suceder durante un periodo de unas pocas horas si la ingesta es lo suficientemente agresiva y la producción de orina no puede mantenerse. O puede suceder durante días o semanas con niveles más bajos pero constantes de consumo excesivo. Los atletas que toman un exceso crónico de sodio a menudo también pueden sentir sed (y comenzar a sentir desagradable el sabor de cualquier cosa salada) a medida que el cuerpo comienza a desear agua pura para diluir la sal que se acumula en la sangre y los tejidos.

Lo que esto significa en última instancia, es que si ingieres mucho sodio (en forma de bebidas energéticas fuertes, u otros suplementos de sodio como cápsulas, alimentos salados o una combinación de estos) y empiezas a tener síntomas como hinchazón (debajo de la piel y en las articulaciones), fuertes sensaciones de sed y disgusto por los sabores salados, es muy probable que sea porque realmente te has excedido en la ingesta de sal.

Si esto sucede, lo mejor es reducir cualquier suplemento (o dejar de comer cualquier alimento salado) y tomar agua pura para calmar la sed, mientras le das a tu cuerpo algo de tiempo para recuperarse. Lo más probable es que en poco tiempo, tus riñones comiencen a producir más orina para deshacerse del exceso de líquido y sodio a medida que las cosas vuelven a un equilibrio más saludable.

Por supuesto, el objerivo real es prevenir la sobrecarga de sodio en primer lugar. La mejor manera para lograrlo es entendiendo los niveles de pérdida de sudor de tu cuerpo. Puedes hacer esto a través de pruebas de ensayo y error, y organizando tu ingesta diaria de líquidos y sodio en diferentes condiciones durante el entrenamiento, y utilizando nuestra prueba de sudor en línea gratuita (o realizando una prueba de sudor avanzada completa si realmente es serio y deseas averiguar exactamente cuánto sodio pierdes por litro de sudor).

En última instancia, tu objetivo es encontrar un “punto dulce” de reemplazo de sodio que satisfaga tus necesidades individuales según la cantidad de sudoración que estés produciendo y la cantidad de sodio que pierdas al sudar. Cuando lo entiendas bien, es más probable que te sientas bien y puedas rendir al máximo porque tu cuerpo tendrá el tiempo y las condiciones más fáciles para mantener la homeostasis.

En nuestra experiencia, las necesidades individuales de ingesta de líquidos y sodio varían enormemente. Es por ello que nuestra gama tiene diferentes fortalezas, desde 250mg hasta 1500mg de sodio por litro, así que no temas salir a experimentar y descubrir qué funciona mejor para ti. Sólo recuerda la moraleja de este cuento, si estás pensando en usar la salsa de soya como tu principal producto de reemplazo de la sal, es probable que necesites un poco de agua primero…

Edgard Diaz
Edgard Diaz
Head Coach @ Endurance & Power Institute. Level 1 Training Peaks Coach Power Certified Coach Training Peaks Peaks Coaching Group Power Certified Coach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *